Reivindicaciones

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

3ra Marcha por los derechos de las personas sordas

El viernes 19 de setiembre se realizo la 3ra marcha por los derechos de las personas sordas. La actividad fue organizada por la Asociación de Sordos del Uruguay (Asur), el Centro de Investigación y Desarrollo para la Persona Sorda (Cinde) y la Asociación de Padres y Amigos de Sordos del Uruguay (Apasu) y participaron alrededor de 500 personas.

La convocatoria fue a partir de las 14:00 hs en la Plaza Independencia. Los primeros en llegar al lugar fueron los integrantes de Apasu y de Cinde y luego fueron arribando los alumnos y profesores de la escuela de sordos nº 197, y de los liceos nº 4 de Maldonado, el nº 32 y nº 35. La marcha, que se dio en el marco de la semana mundial de la persona sorda,  partió hacia la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) a las 15:00 hs donde se llevo a cabo un acto en el que varios integrantes de la Comisión de Juventud de Asur hicieron sus reclamos gracias a la ayuda de intérpretes.  El acto fue seguido por un espectáculo con mimos, cantantes y malabaristas.

Luz verde estuvo presente y conversó con algunos de los manifestantes quienes explicaron cuáles eran los motivos de la marcha. Patricia Díaz, vicepresidenta de Apasu, señalo que los reclamos fundamentales de la misma eran el derecho a la información y que se expanda la lengua de señas mediante la formación de nuevos interpretes. “El gran problema de los sordos es la integración, los tiempos del sordo son diferentes y su problema mayoritario es solamente lingüístico. Los sordos tienen otra lengua y se sienten extranjeros en su propio país porque son muy pocos los que manejan la lengua de señas. Ellos están dentro de esta cultura pero hablan en otro idioma” señalo Díaz, mama de una niña sorda llamada Carolina de 11 años de edad.

Por su parte, Omar Pereira de Souza, vicepresidente de Asur, dijo que uno de los reclamos centrales de la manifestación fue que haya interpretes en los canales de TV. También reclaman que hayan intérpretes en los entes públicos y privados y que sea el gobierno el que los financie. De Souza explicó que la inexistencia de intérpretes en ciertos lugares, como en los centros médicos, les crea serias dificultadas para poder atenderse ya que no pueden comunicarse con los médicos y en algunos casos incluso pierden su turno, debido a que no hay carteles o personas que les indiquen por qué número van. “Es necesario que haya carteles que indiquen por qué número van porque sino yo no puedo saber cuándo me toca”, dijo el vicepresidente de Asur a Luz Verde, gracias a la ayuda de una intérprete.

En tanto, Stella Vallarino, directora de la escuela nº 197 Mariano Moreno (escuela explusiva para personas con discapacidad auditiva) enfatizó en que la diferencia entre una persona sorda y otra que no lo es, es que hablan diferentes lenguas. “Nosotros queremos mostrarle a la sociedad que existe una comunidad minoritaria (que es sorda) pero que perfectamente una vez que puede manejarse con su lengua no tienen porque ser considerados como personas especiales, simplemente personas que forman parte de una cultura diferente y que los que los identifica es su lengua”, dijo.

Fuente: http://www.luzverde.com.uy/3ra-marcha-por-los-derechos-de-las-personas-sordas/

 
Comments