INICIO‎ > ‎

COMUNICADO

publicado a la‎(s)‎ 17 mar. 2020 10:35 por Vivi Linale

Como “Asociación de padres de sordos del Uruguay” , frente a los acontecimientos acaecidos desde el día 2 de marzo del corriente , sentimos la necesidad de manifestar públicamente nuestro parecer y sentir frente a éstos hechos que perjudicaron y siguen perjudicando principalmente a nuestros hijos, los estudiantes sordos de nuestra comunidad , que se vieron imposibilitados de concurrir a clases como sus compañeros , por indiferencia, inoperancia y falta total de empatía de un grupo de personas que deberían velar por el cumplimiento de la “ Ley de Educación “ , del “ Protocolo de Inclusión educativa para personas con discapacidad en centros públicos y privados“ , y fundamentalmente por la ley 18651 de “ Protección integral de personas con discapacidad.”

Los derechos de las personas sordas se ven vulnerados una y otra vez, cada año ( ya que no nos encontramos ante un hecho aislado, extraordinario, lo que acontece éste 2020 ) sino que es una situación que se repite , tanto en Secundaria , como en Utu y Universidades de todo el país : el comienzo de clases sin designación de intérpretes de lengua de señas para los estudiantes sordos.

Si hablamos de derechos, equidad, equiparación de oportunidades, inclusión e integración social, ésta es la vulneración de derechos más flagrante que puede sufrir una persona, es una vejación. Dejar a una persona sorda sin intérprete durante 15 o 20 días , sin recibir información en su lengua , es dejarla no sólo aislada, es quitarle la oportunidad de ser educada , y lo que es más grave, dejarla en la situación de la desigualdad más absoluta que se pueda imaginar, ya que su grupo de pares siguieron y seguirán adelante con sus clases , sin ellos, ya que la mayoría, por no decir la totalidad, hartos de ver la indiferencia y la falta de solución , se retiraron de los centros educativos con la decepción , una vez más, de querer estudiar, confiados en esa promesa que todos hicimos como sociedad, de que les íbamos a dar las mismas oportunidades .

Y les fallamos , una y otra vez, les fallamos .

Los únicos que pagan las consecuencias de ésta mala gestión son nuestros hijos, no vemos ninguna otra cabeza rodar por ésta atrocidad más que la de ellos, que son inocentes.

Ellos son los que en definitiva pagan , pagan con el atraso , por tener que esforzarse el triple para ver si de alguna manera logran llenar esos enormes huecos que quedan tras ese tiempo en que todo el centro educativo siguió adelante , o lo que es peor, abandonan , dejan de estudiar , por impotencia, por hartazgo .

No hay justificativo posible para la falta de designación en tiempo y forma de los intérpretes de lengua de señas tanto en UTU como en Secundaria .Por motivos ajenos por completo a la comunidad sorda, por incompetencia y falta de gestión, llegó marzo sin las designaciones, excusándose en Utu en que las escuelas enviaron mal el listado de alumnos sordos y en Secundaria porque se recusó un llamado que data de agosto del año pasado.

Ambos tuvieron tiempo más que suficiente para cumplir su trabajo y hacer que el día 2 de marzo todos los alumnos estuvieran en condiciones de concurrir a clase , contemplando sus especificidades.

Y no es el Coronavirus el culpable de ésta situación , no puede servir para justificar lo injustificable.

Sentimos que nuestros hijos y nosotros , como sus familias, somos rehenes de situaciones que no llegamos a entender en profundidad, manipulados por seres con ambición de poder, inescrupulosos, para los cuales ellos representan un negocio o un sueldo, o lo que es peor , una carga , todo , menos lo que debería ser .

Como padres vamos a seguir velando para que los avances logrados por nuestra comunidad no retrocedan , para seguir conquistando derechos ; vamos a velar porque el rol del intérprete de lengua de señas sea como nuestros hijos y a través de sus palabras ,nosotros , creemos debe ser ; vamos a seguir velando por el cumplimiento de todas esas leyes que describen lo que debería ser, pero que lejos está de ser; vamos a seguir velando para que el Estado otorgue las herramientas necesarias para que se puedan ejercer esos derechos; vamos a velar para que se cumplan ; para que haya formación docente; vamos a seguir velando para que el sistema educativo sea accesible e inclusivo , para que nuestros hijos puedan transitar sus estudios sin frustraciones, sin dolor .

No aceptamos más disfraces a situaciones de flagrante mal desempeño, de desinterés, de falta de empatía, de no profesionalismo.

Queremos responsables, hay culpables y los probados responsables deben pagar por su mal accionar, no puede quedar impune el dolor causado a tanta gente.

No seriamos una sociedad justa y equitativa si así lo aceptáramos.

Adriana Riotorto , Patricia Diaz, Luis Pereyra, José Frattini, Graciela Pimienta y María José Petrella

por APASU .

Comments