GRACIAS TALA

publicado a la‎(s)‎ 22 mar. 2020 19:10 por Vivi Linale

Ayer fue la inauguración de cursos de lengua de señas en la ciudad de Tala .

Todo comenzó con el llamado de la profesora Ximena Matto Delgado, para anotarse en los cursos que ofrecemos en Montevideo. Y tal como pasó en Florida o Cardona y otras ciudades del interior del país, ese llamado ofició de disparador para que como Comisión Directiva y pensando siempre en la necesidad de expandir no sólo la lengua de señas, sino el conocimiento de la comunidad sorda, el acercamiento de las personas sordas y oyentes a centros que resulten disparadores para las propias familias sordo oyentes, es que propusimos realizar el curso en Tala, puesto que había muchos profesionales de la educación interesados en realizarlo.

Y comenzamos tímidamente al principio , a pensar un lugar donde poder dar las clases, y Ximena hizo de interlocutora y se puso todo éste emprendimiento al hombro, habló con la Dirección del liceo donde da clases y enseguida respondieron , sin ningún tipo de titubeo ni de pedido o condición alguna , que el liceo estaba disponible. Y así en dos semanas comenzaron a llegarnos interesados, inscriptos, alcanzando un número nunca imaginado de inscriptos .

Le propusimos a la profesora Virginia Espino que es de esa ciudad (aunque ahora viva en Pando) y que aún tiene familia en Tala, que fuera la profesora, a lo que respondió sin dudar que sí.

Y eso fue todo, así de sencillo.

Y ayer fue la inauguración de los cursos, en presencia de toda la Dirección del Liceo San José que nos estaban esperando y presenciaron el acto , a los que estamos y estaremos siempre agradecidos por poner en práctica ese paradigma tan hablado pero pocas veces concretado, de la educación inclusiva y de la necesidad de formación de los profesionales de la educación.

Gran concurrencia , lo que más nos emociona es que había una persona sorda con su mamá y un chico hipoacúsico con su mamá, quienes se acercaban por primera vez a la lengua de señas´, además de adolescentes, profesores, maestros, psicólogos,etc,etc

Gracias a todos, en primer lugar a Ximena, al Director y todo el equipo de dirección del Liceo San José, por dejarnos hacer éste sueño realidad.

Gracias a Virginia , la profesora, por su amor, dedicación, compromiso y por ser un ejemplo para nuestra comunidad.

Gracias a todos ustedes por ayudarnos a construir una sociedad en la que nuestros hijos puedan empezar a sentirse más integrados.

La inclusión social necesita empatía , nadie puede sentir empatía por lo desconocido , es necesario poder ponerse en el lugar del otro, pero para ello, es condición indispensable conocer al ” otro “ .

Esa es nuestra meta, ese es el sentido de éstos cursos, no sólo aprender una lengua diferente, hasta exótica, sino entender que éste mundo está conformado no sólo por seres de distintas razas y continentes, idiosincrasias y culturas, sino entender que esas personas viven entre nosotros , aunque no nos demos cuenta .

Ustedes y todas las personas como ustedes , son el motor que hace mover esta máquina que se llama Apasu, cuyo fuego siempre mantiene encendido nuestros hijos y su comunidad , pero que ustedes contribuyen a hacerlo más fuerte, perdurable y necesario .
GRACIAS.

COMUNICADO

publicado a la‎(s)‎ 22 mar. 2020 16:51 por Vivi Linale


COMUNICADO

publicado a la‎(s)‎ 20 mar. 2020 13:36 por Vivi Linale


DE URGENTE CONSIDERACIÓN.

publicado a la‎(s)‎ 18 mar. 2020 5:51 por Vivi Linale

¿ COMIENZO DE CLASES SIN EXCLUÍDOS ?

Como representantes de APASU ( Asociación de padres y amigos de sordos del Uruguay) y de nuestros hijos, insertos dentro de un sistema educativo inclusivo, el cual, se supone, se encuentra en condiciones de ser aplicado en todo el país , descubrimos, una vez más que no es así.

Escribimos hoy, con el dolor y la frustración , repetimos, una vez más, de que esa alegría por el comienzo del año lectivo que se festeja en cada hogar, no pueda producirse en nuestros hogares, porque nuestros hijos hoy fueron a clase y se encontraron, que tanto en Secundaria como en UTU, no habían designado aún a los intérpretes de lengua de señas, imprescindibles para que puedan estar en clase en igualdad de condiciones con el resto de sus compañeros. Dolor, frustración, cansancio por una lucha que no debería ser tal, y que no tiene fin , porque saben que esto va a demorar unos días, y los únicos que pierden la clase, son ellos, el profesor y sus compañeros van a seguir adelante con el programa , estudiando, absorbiendo saberes, y ellos en casa, impotentes. Esos días que pierden son irrecuperables y los deja en una situación de desventaja que va a ser muy difícil que puedan revertir.

Un derecho que no se puede ejercer no es un derecho adquirido , es letra muerta en un papel . Para que un derecho se pueda ejercer, hay que otorgar las herramientas necesarias y esas herramientas sólo pueden provenir del Estado, primer responsable de las políticas educativas y custodio de su aplicación. Una ley sin reglamentar y sin control de su cumplimiento es inexistente, una simple careta para disfrazar una realidad que debería avergonzarnos a todos .

Hoy miles de estudiantes comenzaron felices las clases menos los integrantes de la comunidad sorda, por no contar con la herramienta más fundamental : el intérprete de lengua de señas. Dolor, frustración, vergüenza. Lo peor es que no es una excepción, es una rutina que se repite cada año.

Sabemos que no es por falta de voluntad pero es una cuestión de gestión y en ese sentido, tiene que haber responsables, alguien debe hacerse cargo. Hacerse cargo de todos los chicos sordos que abandonen, o que no puedan remontar ese surco que va a dejar estos días, en las que todo el centro educativo ya está recibiendo conocimientos, mientras nuestros hijos en casa, esperan las designaciones que sólo son una punta de ese iceberg, la mínima, la más imprescindible, que deben transitar para poder estar incluidos en su sistema educativo que sigue pensado para un estudiante “ normal “ .

Adriana Riotorto , Patricia Diaz, Luis Pereyra, José Frattini, Graciela Pimienta y María José Petrella por APASU

AGENDA DE DERECHOS EN EL SIGLO XXI:

publicado a la‎(s)‎ 18 mar. 2020 5:50 por Vivi Linale

¿Construyendo una sociedad inclusiva?

Hay seres humanos que deben seguir luchando en pleno siglo XXI para poder llegar a ser persona. Eso que parece natural e imprescindible no se da naturalmente.

Llegar a ser un ser con subjetividad, con comportamientos propios de la cultura en la que se está inmerso, exige el intercambio con un entorno que así lo habilite, y para ello deben darse una serie de condiciones que no siempre

están. Eso le sucede al colectivo de personas con discapacidad, en especial al que conozco, al de la comunidad sorda.

Ilusos nos hicieron creer que un sistema legal que obligue a cambios estructurales, bajo banderas tan irrefutables como las de la igualdad de derechos y la inclusión, daría como resultado una sociedad justa y equitativa. Esa sociedad debería existir per se, pero no es así, sigue siendo una utopía, una realidad disfrazada.

A principios del siglo pasado, Jean Paul Sartre ya hablaba sobre la “mirada del otro”, y eso es lo que se mantiene casi incambiado, esa mirada estigmatizadora que coloca techos y trabas en el desarrollo del “ser”. Ortega y Gasset nos decía: “Nos es dado a elegir, ante otro sujeto, entre tratarlo como una cosa —utilizarlo— o tratarlo como un ‘Yo’”.

No podemos hablar de inclusión, aunque exista un marco legal que la establezca, mientras persista la ignorancia y, lo que es peor, la indiferencia, mientras persista la mirada compasiva que marca diferencias, mientras se siga

hablando y comparando con lo “normal” y ese sea el objetivo a alcanzar.

Es indiscutible que ha habido avances importantes para este colectivo, pero no son suficientes, la vulneración de derechos esenciales sigue siendo una realidad. Abrir las puertas en centros educativos, obligar a tomar a personas con discapacidad en lugares de trabajo, tener medios de transporte accesibles, rampas, etcétera, no borran las diferencias si los demás siguen mirando y tratando a los integrantes de este colectivo como el “otro”, diferenciado, insuficiente; mientras no les den las condiciones para que puedan estar en sociedad en reales condiciones de igualdad.

Ese estar no es unilateral, es una relación y, como tal, requiere gente preparada y convencida de que todos tenemos capacidad y algo para aportar; y, sobre todo, quienes están en posición de poder, quienes toman las decisiones y dan directivas. Esta semana presencié una elección de horas en la que una profesora sorda, frente a la posibilidad de tomar un cargo en un Centro al que concurren personas oyentes, plantea su necesidad de contar con un intérprete de lengua de señas (ya que al ser la lengua de señas su lengua materna necesita contar con un intérprete que sea su mediador y permita la interacción y la comunicación con el alumnado oyente). La respuesta de las autoridades fue que no existía presupuesto, que ya había sido una lucha conseguir horas de intérprete para el Centro 4, que era imposible… y no pudo tomar las horas, perdió el trabajo. Salimos con el corazón roto, porque esa es una vulneración flagrante a sus derechos. Y como ese caso hay miles de historias que contar y que siguen sucediendo hoy, a pesar de ese manto legal que supuestamente los protege.

Debemos cambiar la mentalidad, cada uno de nosotros debe aprender a aceptar la diversidad, entender que es necesaria. Debemos cambiar la mirada compasiva por una equitativa, quitar de los ojos y las bocas la palabra “no puede” y proporcionar las herramientas necesarias para que “sí pueda”, porque nadie puede todo, así como nadie no puede nada. Todos tenemos algo para dar y recibir; porque, en definitiva, en eso consiste la convivencia: en entender, apreciar y respetar al otro en su especificidad.

Adriana Riotorto

JORNADA DE EDUCACIÓN INCLUSIVA

publicado a la‎(s)‎ 18 mar. 2020 5:47 por Vivi Linale


COMUNICADO

publicado a la‎(s)‎ 17 mar. 2020 10:35 por Vivi Linale

Como “Asociación de padres de sordos del Uruguay” , frente a los acontecimientos acaecidos desde el día 2 de marzo del corriente , sentimos la necesidad de manifestar públicamente nuestro parecer y sentir frente a éstos hechos que perjudicaron y siguen perjudicando principalmente a nuestros hijos, los estudiantes sordos de nuestra comunidad , que se vieron imposibilitados de concurrir a clases como sus compañeros , por indiferencia, inoperancia y falta total de empatía de un grupo de personas que deberían velar por el cumplimiento de la “ Ley de Educación “ , del “ Protocolo de Inclusión educativa para personas con discapacidad en centros públicos y privados“ , y fundamentalmente por la ley 18651 de “ Protección integral de personas con discapacidad.”

Los derechos de las personas sordas se ven vulnerados una y otra vez, cada año ( ya que no nos encontramos ante un hecho aislado, extraordinario, lo que acontece éste 2020 ) sino que es una situación que se repite , tanto en Secundaria , como en Utu y Universidades de todo el país : el comienzo de clases sin designación de intérpretes de lengua de señas para los estudiantes sordos.

Si hablamos de derechos, equidad, equiparación de oportunidades, inclusión e integración social, ésta es la vulneración de derechos más flagrante que puede sufrir una persona, es una vejación. Dejar a una persona sorda sin intérprete durante 15 o 20 días , sin recibir información en su lengua , es dejarla no sólo aislada, es quitarle la oportunidad de ser educada , y lo que es más grave, dejarla en la situación de la desigualdad más absoluta que se pueda imaginar, ya que su grupo de pares siguieron y seguirán adelante con sus clases , sin ellos, ya que la mayoría, por no decir la totalidad, hartos de ver la indiferencia y la falta de solución , se retiraron de los centros educativos con la decepción , una vez más, de querer estudiar, confiados en esa promesa que todos hicimos como sociedad, de que les íbamos a dar las mismas oportunidades .

Y les fallamos , una y otra vez, les fallamos .

Los únicos que pagan las consecuencias de ésta mala gestión son nuestros hijos, no vemos ninguna otra cabeza rodar por ésta atrocidad más que la de ellos, que son inocentes.

Ellos son los que en definitiva pagan , pagan con el atraso , por tener que esforzarse el triple para ver si de alguna manera logran llenar esos enormes huecos que quedan tras ese tiempo en que todo el centro educativo siguió adelante , o lo que es peor, abandonan , dejan de estudiar , por impotencia, por hartazgo .

No hay justificativo posible para la falta de designación en tiempo y forma de los intérpretes de lengua de señas tanto en UTU como en Secundaria .Por motivos ajenos por completo a la comunidad sorda, por incompetencia y falta de gestión, llegó marzo sin las designaciones, excusándose en Utu en que las escuelas enviaron mal el listado de alumnos sordos y en Secundaria porque se recusó un llamado que data de agosto del año pasado.

Ambos tuvieron tiempo más que suficiente para cumplir su trabajo y hacer que el día 2 de marzo todos los alumnos estuvieran en condiciones de concurrir a clase , contemplando sus especificidades.

Y no es el Coronavirus el culpable de ésta situación , no puede servir para justificar lo injustificable.

Sentimos que nuestros hijos y nosotros , como sus familias, somos rehenes de situaciones que no llegamos a entender en profundidad, manipulados por seres con ambición de poder, inescrupulosos, para los cuales ellos representan un negocio o un sueldo, o lo que es peor , una carga , todo , menos lo que debería ser .

Como padres vamos a seguir velando para que los avances logrados por nuestra comunidad no retrocedan , para seguir conquistando derechos ; vamos a velar porque el rol del intérprete de lengua de señas sea como nuestros hijos y a través de sus palabras ,nosotros , creemos debe ser ; vamos a seguir velando por el cumplimiento de todas esas leyes que describen lo que debería ser, pero que lejos está de ser; vamos a seguir velando para que el Estado otorgue las herramientas necesarias para que se puedan ejercer esos derechos; vamos a velar para que se cumplan ; para que haya formación docente; vamos a seguir velando para que el sistema educativo sea accesible e inclusivo , para que nuestros hijos puedan transitar sus estudios sin frustraciones, sin dolor .

No aceptamos más disfraces a situaciones de flagrante mal desempeño, de desinterés, de falta de empatía, de no profesionalismo.

Queremos responsables, hay culpables y los probados responsables deben pagar por su mal accionar, no puede quedar impune el dolor causado a tanta gente.

No seriamos una sociedad justa y equitativa si así lo aceptáramos.

Adriana Riotorto , Patricia Diaz, Luis Pereyra, José Frattini, Graciela Pimienta y María José Petrella

por APASU .

COMUNICADO

publicado a la‎(s)‎ 17 mar. 2020 10:33 por Vivi Linale


INAUGURACIÓN CURSOS FLORIDA

publicado a la‎(s)‎ 8 mar. 2020 14:05 por Vivi Linale


CURSO TALA

publicado a la‎(s)‎ 8 mar. 2020 14:01 por Vivi Linale


1-10 of 49

Comments